Mi nombre es Carmen Alonso, vivo en Ciudad Real y trabajé con Manuel durante año y medio de forma intensiva en 2004-05: Crisol, México y Perú.

Crisol supuso el trabajo más liberador, y de toma de consciencia que yo había realizado. Aún ahora sigo agradeciendo esos mágicos días que me llevaron a vivir mi vida más libre de cargas.
Perú y México, junto con los cursos de fines de semana, me ayudaron a profundizar más sobre mí y todas aquellas cosas que debía transformar.
Descubrí aspectos de mí guardados y que se fueron revelando, para transformarse e integrarse, siempre bajo la supervisión de ese gran terapeuta que es Manuel y de su gran sabiduría.

Gracias Manuel, por haber formado parte de mi proceso de evolución.