Hice el proceso Oxígeme: terapias individuales, de grupo y Crisol. Algunos de mis compañeros decían que había una vida antes y una vida después de Crisol yo no entendía muy bien esto pero me entregue totalmente sobre todo a Crisol y, sin lugar a dudas, eso se cumplió en mi.

Yo tenía una espada en el alma (mente) que me causaba el más horrible tormento con depresiones y todos los tormentos mentales que se puedan imaginar, bueno, en Crisol tuve una experiencia yo diría que espiritual, con ojos cerrados vi Al ESPÍRITU SANTO aletear en mi cara y en ese momento la espada se fue.

Después pude entender lo que decía EL SEÑOR JESUS conoceréis la verdad y la verdad os hará libres