Oxígeme™ es un proceso en Psicologías de Integración (teórico y práctico), hecho por profesionales, con el objetivo de que a la persona le permita una apertura realista y efectiva a sus anhelos vitales.

Aceptando la incertidumbre vital con el fin de poder entrar en el conocimiento y la transformación que espera más allá del límite.

Centro Coordinado por Manuel Almendro, Doctor en Psicología.

Un proceso integrativo en psicología y psicoterapia

Nacemos dentro de unas estructuras heredadas y necesarias para poder vivir.

Un cascarón-coraza que para ciertas personas se convierte en un corsé que amenaza la vida cotidiana. A esta ruptura muchas veces súbita es a lo que llamamos CRISIS EMERGENTE. Cada día aumenta esta sensibilidad que puede ser tan retadora como asfixiante si no se encuentra la vía de salida adecuada.

Podemos tratar problemas puntuales pero si no transformamos la estructura base estos no cesarán. Necesitamos cambiar el molde. La estructura humana se compone de fractales (patrones corporales-emocionales-mentales-energéticos) y traumas (heridas del pasado remoto e inmediato) que nos empujan a actuar de una forma indeseada y que no podemos parar. Esta estructura interactúa desde el pasado sobre el presente siguiendo las leyes del caos a través de lo que denominamos estructuras disipativas de los personajes y de los sucesos. Aunque tienden a perpetuarse su fin es la evolución de la persona

El proceso Oxígeme conlleva dos vías:

PRIMER CICLO

Disolución de la estructura heredada. Puerta de lo visible. Metafóricamente podemos denominarla como la Puerta de los Hombres.

Proceso sobre el individuo y posteriormente proceso sobre el grupo: Unidad personal-No te identifiques-Toma de consciencia. Resolución radical de la herida y la herencia familiar.

Crisol es el seminario clave en este proceso: limpia tu herida familiar, para salir por fin de la rabia y la venganza y entrar en la compasión y el perdón.

SEGUNDO CICLO

Puerta de lo invisible. Acceso al Inconsciente Colectivo. Salto trans-racional.



El proceso consta de sesiones individuales y posteriormente grupales, fines de semana y seminarios en España y América.

Observación

Desde hace muchos años escuchamos peticiones del tipo…he leído muchos libros…he asistido a numerosas conferencias… incluso he realizado diferentes cursos pero no encuentro un camino coherente. Para que esto no suceda es necesario que en todo proceso de transformación se den dos claves 1º) coherencia y 2º) que ofrezca continuidad. Si no es así es posible que la persona caiga en el abandono, la desconfianza: es decir que las resistencias se hagan con el mando.

Es innegable un despertar de la consciencia en nuestras sociedades. Pero también es verdad que a todo ello le ha secundado una numerosa y variopinta oferta de cursos, talleres, vivencias etc., en la que tal vez no sea fácil orientarse y encontrar la dirección adecuada a la demanda y al momento personal; ya que el mapa no es garantía de territorio.

Hemos de reconocer que agotadas para algunos las prolíficas enseñanzas de las últimas décadas se está ya en condiciones de dar coherencia a la búsqueda personal lejos de perderse en un mosaico sin estructura.

Ampliamos las claves:

  • Toda movilización interna no puede quedarse en la aparatosidad que provocan los trabajos con estados no ordinarios de consciencia, ya sean a través de la respiración, procesos vibratorios, o ingesta de sustancias.
  • Por lo tanto realizar una diversidad de seminarios, el ir de flor en flor sin ninguna elaboración, puede llevar a la persona a una confusión y a un desentendimiento y alienación de su proceso. Es necesaria una elaboración ya que de lo contrario se puede caer en la decepción, la desgana, en vivencias no asimiladas y por lo tanto contraproducentes.

Es posible realizar una continuidad siguiendo a diferentes profesionales.

Profundización

Una intención (personal e intransferible)
Un centro: Hara. Una sensación, más que un poder.
Un acompañamiento profesional

El objetivo es la eficacia terapéutica para todos aquellos que hayan entendido que curarse es conocerse y que radicalmente, la vida, es un proceso de consciencia en el que la curación aguarda dentro del sufrimiento. Muchas veces es importante sacar primero la piedra del zapato.

Proceso primero – Hacia LA UNIDAD PERSONAL

Necesitamos ser UNO, ser UNA 

Lejos de teoricismos y de experiencialismos es imposible estar bien, si se piensa de una manera se siente de otra y aún se actúa de otra. Es imposible alcanzar los elevados riscos del conocimiento y de la curación si estamos deslavazados. La Unidad Personal, libre e intransferible, permitir decidir qué y porqué hacerlo. Allí donde empieza la verdadera responsabilidad de la acción válida y decisiva. En un camino, pues, de lo personal a lo suprarracional cuyo vértice es el presente cotidiano.

Proceso segundo – NO TE IDENTIFIQUES

Que no te arrastre lo primero que ves, oyes, piensas, sientes… 

En el gran teatro del mundo las máscaras se superponen, nuestros traumas nos atrapan, representamos continuamente los papeles asignados por patrones biográficos genealógicos, fractales que nos producen sufrimiento y desestabilidades. Están tan apegados a nosotros que no somos capaces de percibirlos, ya que !cómo ver aquello con lo que vemos. A veces nuestros personajes, (rutas disipativas) nuestros traumas, nos inundan y hasta nos dominan, en un simple momento pueden irrumpir en turba, una simple mueca los/nos delata y cuando nos damos cuenta siempre ha sido tarde. Deseamos ser uno mismo pero somos multitud………de otros.

Cuando se encarna el “no te identifiques” la perspectiva ofrece posibilidad de transformación, has sabido poner distancia. Estás rabioso pero tú no eres la rabia, estás asfixiado pero tú no eres la asfixia, estás engreído/arrogante/iluminado pero… Hasta que en el proceso se es capaz de romper con la amarga posesión de estar fuera de uno mismo. Por fin puedes poner una distancia al sufrimiento y al gozo.

No Te Identifiques supone un proceso hacia el ojo del huracán, en la montaña y en el metro, supone descubrir y desactivar los fantoches que representan el mundo del sufrimiento y de la esclavitud. Que están fuera y están dentro. No hay necesidad de buscar enemigos.

Proceso tercero – TOMA DE CONSCIENCIA

Estar presente es estar consciente.

Cuando se nos nubla el alerta nos inundamos de personajes y los traumas nos ahogan. Mil anuncios están vendiéndonos continuamente el salir de nosotros mismos. Para ello cuentan con el miedo que sentimos a lo que pasa dentro. Pero cuando se instala la mirada interna el paraíso artificial de adicción y consumo se descoyunta, la muerte se hace consciente y además no puede ser comprada. Es entonces cuando precisamente el miedo a la muerte y al vacío abre las puertas de una esperanza. Tarde o temprano todos hemos de pasar por ahí eligiendo o siendo elegidos, ahí decides ser simiente o ser abono.

La toma de consciencia viene a llenar el hueco dejado por las no identificaciones y a partir de la Unidad Personal cobra sentido. Así se aprende genuinamente lo que de otra manera no puede ser enseñado. El vacío cobra su sentido.